Primera experiencia en la cocina

PRIMERA EXPERIENCIA EN LA COCINA

Antes de independizarme me intentaba fijar en cómo cocinaban mi madre y mi abuela. Pero actualmente me he dado cuenta de que con eso solo no basta.

Cuando me puse manos a la obra me di cuenta de que, sobre todo, me faltaba agilidad y  falta de práctica pero eso solo se soluciona de una manera, COCINANDO.

Desde mi experiencia puedo decir que al principio me costó un poco, sobre todo con los platos más elaborados. Entonces aprendí una serie de cosas:

Planificar lo que voy a comer en toda una semana el primer día de esta, para así dejarlo todo preparado y cuando llegue la hora de comer no andar con prisas.

No desanimarte si un plato no te sale como querías, necesitas destreza y sobre todo “muuucha práctica”.

Antes de comenzar un plato que no es  muy conocido, leo la receta muy bien sin dejarme ningún ingrediente atrás.

Preparar los ingredientes sería el segundo paso. Pelar, cortar, picar, lavar…

Tener un trapo limpio es fundamental en una cocina, siempre hay que tenerlo muy a mano…

Sobre todo aprendí que todos los consejos serán buenos para que nos hagan mejorar.