6 Mandamientos Para No Amargarnos

6 Mandamientos Para No Amargarnos Cada día intento comenzarlo con una actitud positiva. Me consta que mientras más quejas (aunque sean mentales) y caras largas que tenga de mañana, mi día comienza pesado y sin mucha energía. Aunque no siempre es fácil, me gusta aprender a controlar el mal humor y trabajar en cambiar mis actitudes y pensamientos…

Mujer Resfriada vs. Hombre Resfriado

Mujer Resfriada vs. Hombre Resfriado Cuando conversamos entre amigas, suelen salir las bromas al hablar sobre los resfriados de nuestros esposos. Y es que muchas veces parece que les da la misma gripe pero mucho más fuerte a ellos ¿no? Creo que ya muchas sabemos de lo que hablo, permítanme compartir un “meme” explicándolo: Fuera de chiste,…

Mitos y Realidades de los Psicólogos

Mitos y Realidades de los Psicólogos En esta oportunidad quiero aclarar dudas acerca de los mitos y realidades de los profesionales que estudiamos Psicología. En primer lugar, los psicólogos no te resolvemos la vida, nuestro trabajo consiste en guiarte, mediante diversas técnicas a que tú cambies tus comportamientos, pensamientos y emociones de la mejor manera que te…

Adopción perruna… ¿Por qué adoptar un perro?

Adopción perruna…

¿Por qué adoptar un perro?

No sé si les ha tocado la maravillosa frase de “queremos un perrito”. Mis hijos ya me estaban rondando con este pedido algunos meses pero en realidad yo no me animaba… No es que no haya tenido perro antes, cuando vivía con mis papis teníamos una Golden se llama Kika todavía vive, es adoración de mi papi; yo no es que era perruna perruna pero no me molestaba, con decirles que al único cuarto al que no entraba era al mío (supongo que ya se hacen una idea).

Mi esposo también siempre ha tenido un perro, nunca habíamos hablado de mascotas hasta que los enanos empezaron con eso.

Si bien no me agradaba la idea 100%, tampoco es que la rechazaba. Y como nada en esta vida es coincidencia, llego el día. Cero planeado, cero decidido. Salíamos de almorzar y paseábamos por el Paseo San Francisco. Yo me demoré un poco y a lo que me voy acercando le veo a mi hijo subido en la tarima entre un ¡montón de perros!

adopta un perro bmm blog mamas modernas

Había oído de la adopción pero tenía mis reservas, unos siempre piensa que es mejor tener un perro desde bebé; así se acostumbran a lo que a uno le gusta y también en mi caso que se acostumbre a estar con los niños.

Pero no me van a creer, mi hijo le vio a la perrita y no se separó. “Mami vele que linda ya llevémosle a la casa”. Y claro la única que tenía dudas era yo porque mi esposo, mientras yo pensaba y pedía consejos a mis amigas Fer y Juli, él ya estaba llenando el papel de datos.

Se llama Yarka, no le cambiamos de nombre. Vino a nuestra casa dos semanas después de que le conocimos. Le habían atropellado y Michelle Pazmiño de la Fundación Samay, ese día nos contó que vivía con ella desde que le rescató. Tenía una carita de tranquilidad única y no se imaginan el click que hizo con mis hijos. Entre unos 10 perros que habían, unos ladraban otros retraídos, la Yarka estaba ahí tranquilita y se dejaba acariciar por mis hijos feliz.

Así fue el examen práctico de conducir

Así fue el examen práctico de conducir

 

Cuando el examinador me entregó la hoja de calificación y me dijo “tome, ha aprobado” sentí dos cosas: alivio y alegría. Alivio porque no cabe duda de que el examen práctico conlleva una dosis de tensión, sobre todo cuando se hace por primera vez. Y alegría porque suspender significa gastar más dinero y prolongar la tensión. Gracias a Dios hice un examen casi perfecto. Lo que no había logrado durante las prácticas, lo conseguí en el examen. A continuación explico cómo transcurrió todo, desde el comienzo hasta mi llegada a la autoescuela.

Tras dormir apenas cinco horas esta noche, me dirigí a las 8 de la mañana a la autoescuela, donde el profesor pasó a recogerme y me llevó a la zona de examen, una amplia avenida plagada de coches de autoescuela (la avenida de Lola Flores, en Jerez). Me presentaba junto a otras cuatro personas, todas ellas chicas. Nos quedamos allí hablando un rato, al lado del parque, con un frío gélido y comentando quién sería el examinador. Las chicas, que ya se habían presentado antes, temían que nos tocara un determinado examinador que ya andaba por allí. Pero el nuestro tardó en llegar una media hora. Las dos primeras chicas se montaron en el coche y los otros tres nos quedamos esperando y conversando. Tuve que dar un paseo por el parque y ponerme al sol, porque me estaba helando allí. Charlé un poco con mis compañeras y, casualmente, dos de las chicas que se presentaban vivían muy cerca de mi casa, una en mi urbanización (la única que suspendió) y otra en la calle de enfrente.

Entre paseos y conversación, llegaron las dos chicas que se habían examinado primero: las dos aprobadas. Empezaba bien la mañana. Se me pasó por la cabeza: “¿y si aprueban todas y soy el único que suspendo?”. Se fueron las otras dos y me quedé charlando con las aprobadas, que no cabían en sí de contentas. Les había gustado el examinador, porque era claro en las instrucciones y resultaba tranquilizador. Durante la espera, vimos a una chica de otra autoescuela llorando desconsolada. Nuestras otras dos compañeras tardaron menos tiempo en llegar, y eso era síntoma de que algo no había ido bien. Una de ellas había suspendido por descontrol del vehículo en una glorieta. Lo sentí por ella. La otra, una chica muy simpática, sí había aprobado.

Consejos de ‘marketing’ para escritores

Consejos de ‘marketing’ para escritores.   Si eres de esas personas que tiene afinidad por contar historias de forma escrita y crees tener el talento para lograr realizar un libro, debes hacerlo. Pero después de realizarlo es necesario que te tomes el tiempo para pensar en las estrategias que te ayudarán a promocionar tu creación. El marketing aplicado a tu talento…

El feminismo como igualdad

El feminismo como igualdad Vivo en un país donde el 63% de sus habitantes opinan que las mujeres no son aptas para desarrollar tareas científicas de alto nivel. Vivo en un país donde si un hombre invita a tomar un café a una mujer es interpretado como un acto de supremacía del sexo masculino. Vivo…