Cómo preparar un suero casero para aliviar la deshidratación

Cómo preparar un suero casero para aliviar la deshidratación

La deshidratación ocurre cuando una persona pierde más líquidos que los que incorpora, y suele traer consigo una serie de síntomas complejos

Día tras día perdemos líquidos corporales mediante la orina y el sudor, y al comer y beber reemplazamos los líquidos que perdemos. Normalmente, el cuerpo equilibra cuidadosamente estos procesos, de modo que se reemplaza la misma cantidad de agua que el cuerpo gasta.

Ciertos minerales, como el sodio, el potasio y el cloro, también están involucrados en el mantenimiento de un equilibrio de líquidos saludable.

En este artículo te enseñaremos lo que necesitas saber sobre la deshidratación, sus causas, síntomas, y también te brindaremos alternativas naturales para tratar los síntomas.

La deshidratación ocurre cuando la cantidad de líquido que sale del cuerpo es mayor que la que entra. Esto puede suceder cuando la persona no bebe una cantidad suficiente o cuando pierde más líquido corporal que lo habitual. El desequilibrio provoca esa reacción.

Esto puede ocurrir lenta o rápidamente, según la manera en que se pierda el líquido y la edad del individuo.

  • Los pequeños y los bebés tienen más probabilidades de deshidratarse porque sus cuerpos son más pequeños y tienen menores reservas de líquidos.
  • Los niños mayores y los adolescentes pueden resistir mejor los desequilibrios de los mismos.

Causas de la deshidratación

Deshidratación
  • La deshidratación puede también ocurrir como resultado de beber cantidades excesivas de alcohol.

El alcohol es diurético y estimula el sistema urinario. También conlleva a fuertes dolores de cabeza que ocurren después de su ingesta excesiva del alcohol y que son indicativos de que hay en curso una deshidratación.

  • La diabetes puede llevar a la deshidratación. Cuando los niveles de azúcar de sangre se aumentan por largos periodos, los riñones comienzan a depurar la glucosa a través de la excreción urinaria, que también quita el agua del cuerpo.
  • La disminución excesiva de sangre puede también dar lugar a la deshidratación. Se conoce con el nombre de hipovolemia o volumen inferior de la sangre.
  • La diarrea y el vómito debido a la fiebre amarilla o a la infección del aparato gastrointestinal pueden derivar en una baja de líquidos, de alimentos esenciales y de minerales. Esto lleva a la deshidratación, así como a un desequilibrio del electrolitos.

Síntomas de la deshidratación

La deshidratación trae consigo ciertas afecciones como:

  • Desasosiego, somnolencia, irritabilidad
  • Piel fría o sudorosa
  • Bajos niveles de energía, por lo que parece muy débil o flojo
  • Ausencia de lágrimas al llorar
  • Boca y lengua secas y pegajosas
  • Menores cantidades de orina, ausencia de orina durante 8 a 12 horas u orina de color oscuro.

Cómo tomar el suero casero

Se debe tomar el suero casero en el mismo día de su preparación, en pequeños sorbos a lo largo del día.

En caso de vómito y diarrea se debe observar la cantidad de líquidos perdidos y tomar el suero casero en la misma proporción después de cada episodio de vómito o de diarrea.

Para qué sirve el suero casero

El suero casero sirve para combatir la deshidratación ya que repone el agua y las sales minerales perdidas por los vómitos y la diarrea que son comunes en enfermedades como por ejemplo, la gastroenteritis y el dengue. El suero casero es indicado para todas las edades y puede, inclusive, ser utilizado para animales domésticos en caso necesario.

En caso de deshidratación lo más indicado es un tratamiento basado en el consumo de agua, té, jugos y agua de coco, y el suero oral.

Si no tienes a mano uno de farmacia, puedes elaborar un suero casero. Las sales de rehidratación son muy simples de hacer. Es una manera para evitar la deshidratación causada por varios factores.

Cómo preparar un suero casero para aliviar la deshidratación

Ingredientes

  • 4 tazas de agua (1 litro)
  • El jugo de 3 limones
  • 1 cucharadita de sal (5 g)
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (3 g)
  • 2 cucharadas de azúcar (30 g)

Preparación

  • En primer lugar, pondremos a hervir el agua.
  • Cuando haya hervido dejamos reposar 10 minutos, y la vertemos a un recipiente.
  • Agregamos el jugo de limón, la sal, el bicarbonato y endulzamos con el azúcar.
  • Revolvemos muy bien para compactar todos nuestros ingredientes y quedará lista para beber durante todo el día.

El suero casero se puede guardar en el refrigerador como máximo, hasta 24 horas. Si luego de beber pequeños sorbos o cucharadas durante todo el día, sobra, tienes que desecharlo y preparar de nuevo la mezcla.

Es sumamente sencillo hacer suero casero, para aliviar esas afecciones que son causadas por circunstancias fortuitas. No dudes en prepararlo para sentirte mejor lo antes posible.

Fuente: https://mejorconsalud.com/preparar-suero-casero-aliviar-la-deshidratacion/