Adopción perruna… ¿Por qué adoptar un perro?

Adopción perruna…

¿Por qué adoptar un perro?

No sé si les ha tocado la maravillosa frase de “queremos un perrito”. Mis hijos ya me estaban rondando con este pedido algunos meses pero en realidad yo no me animaba… No es que no haya tenido perro antes, cuando vivía con mis papis teníamos una Golden se llama Kika todavía vive, es adoración de mi papi; yo no es que era perruna perruna pero no me molestaba, con decirles que al único cuarto al que no entraba era al mío (supongo que ya se hacen una idea).

Mi esposo también siempre ha tenido un perro, nunca habíamos hablado de mascotas hasta que los enanos empezaron con eso.

Si bien no me agradaba la idea 100%, tampoco es que la rechazaba. Y como nada en esta vida es coincidencia, llego el día. Cero planeado, cero decidido. Salíamos de almorzar y paseábamos por el Paseo San Francisco. Yo me demoré un poco y a lo que me voy acercando le veo a mi hijo subido en la tarima entre un ¡montón de perros!

adopta un perro bmm blog mamas modernas

Había oído de la adopción pero tenía mis reservas, unos siempre piensa que es mejor tener un perro desde bebé; así se acostumbran a lo que a uno le gusta y también en mi caso que se acostumbre a estar con los niños.

Pero no me van a creer, mi hijo le vio a la perrita y no se separó. “Mami vele que linda ya llevémosle a la casa”. Y claro la única que tenía dudas era yo porque mi esposo, mientras yo pensaba y pedía consejos a mis amigas Fer y Juli, él ya estaba llenando el papel de datos.

Se llama Yarka, no le cambiamos de nombre. Vino a nuestra casa dos semanas después de que le conocimos. Le habían atropellado y Michelle Pazmiño de la Fundación Samay, ese día nos contó que vivía con ella desde que le rescató. Tenía una carita de tranquilidad única y no se imaginan el click que hizo con mis hijos. Entre unos 10 perros que habían, unos ladraban otros retraídos, la Yarka estaba ahí tranquilita y se dejaba acariciar por mis hijos feliz.

No les voy a decir que es fácil porque me ha tocado estar pendiente, si he tenido mis ganas de devolverla (mascó unos juguetes de mis hijos) pero desde el inicio el SJ sabía que la responsabilidad era de él. Cuando fuimos a comprar las cosas para la Yarka, todos hicimos el compromiso de que cada uno se iba a encargar de su parte. Los niños le ponen su comida en la mañana y en la tarde, y ellos se encargan de recoger el popó, yo me encargo de pasearle las mañanas y de revisar que este con agua siempre y mi esposo se encarga de pasearle en la noche y de ponerle en su kennel para dormir.

En realidad la dinámica ha funcionado bien, me parece que mis hijos entendieron que no es novelería tener un perrito, claro que si cuesta interiorizar pero la clave fue darles responsabilidades.

La Yarka es su adoración, ni bien se despiertan bajan a verle, se despiden de ella cuando se van al cole y ella me acompaña en la puerta mientras esperamos el bus. En realidad es una buena mascota, tal vez no sabe hacer trucos pero ver el amor que tiene por mis hijos es una felicidad muy grande. Si les ha ayuda a crecer, a saber preocuparse por el bienestar de en esta caso su animalito.

 

Entiendo que habrá casos y casos, pero mi historia es de completa felicidad.

El día que compramos las cosas para la Yarka, encontré un flyer de PAE en el que detalla las 10 Razones para adoptar un perro mestizo, aquí les cuento: “”…

  • Son exclusivos, originales e irrepetibles.
  • Tienen una enorme capacidad de afecto y cariño. La foto lo dice todo.
  • Son muy leales, fieles y nobles. Esto es tan cierto, yo siempre tenía miedo de que como era de la calle se iba a ir sin más ni más, pero el otro día se había quedado afuera por alguna razón y lloraba y raspaba la puerta de metal hasta que nos dimos cuenta.
  • Son muy inteligentes y fácilmente adiestrables. Increíble pero cierto, desde el día uno solo se hace popó en un lado del jardín y nunca entra a la casa, las puertas pasan abierta y ella no entra.
  • No sufren degeneraciones por consanguinidad. Gracias a las “mezclas” de las que provienen disfrutan de graciosas peculiaridades que los hacen únicos.
  • Tienen una admirable resistencia física y una gran longevidad. Debe ser cierto, para sobrevivir a un atropello, estar al borde de la muerte y recuperarse, es por algo.
  • A menudo son más tranquilos y equilibrados que sus parientes de pura raza.
  • Desean la segunda oportunidad que tanto merecen.
  • Poseen extraordinarias virtudes que hacen de ellos compañeros ideales.
  • Las familias que los adoptan están plenamente satisfechas y felices.

Mi familia es la más feliz.

Sofia

Fuente: http://www.blogmamasmodernas.com/adoptar-un-perro/