Mi primer tatuaje

MI PRIMER TATUAJE

 

Desde pequeña siempre me ha llamado mucho la atención las personas con tatuajes, de hecho pensaba que cuando cumpliera más edad me atrevería a hacerme uno, aunque fuese pequeño…

Llegó ese momento…

Hacerse un tatuaje no es algo sencillo, tienes que tener las ideas muy claras y saber que es algo que te puede durar para siempre, y sobre todo buscar muy bien a un tatuador profesional y con experiencia para no tener a la larga ningún problemas.

En mi caso tuve suerte, ya que mi vecino se dedica desde hace muchos años a tatuar. No tuve ningún tipo de problema.

Escogí un dibujo que para muchos sería algo “típico” pero para mí tenia mucho significado. Consistía en un “infinito” que lo formaban una pluma y los nombres de mis tíos.

La parte que escogí fue mi costado derecho, mala opción según algunos para hacerme el primero, decían que dolía mucho… ¡Pero nada que ver! En mi caso no me dolió nada.

Han pasado ya 3 años desde aquél día y a día de hoy estoy muy contenta, no me arrepiento de nada.